LA ÚLTIMA CENA


Juntó todas sus monedas, quería brindarle una noche de versos y almejas, el dinero a penas le alcanzó. La cuenta no sumó los sudores con que había pagado aquella cena


ALADO


Un sueño trinó sobre mis párpados, encendí la luz y no había nada, a la mañana siguiente me sorprendió volando sobre la almohada


 
Marzo 2008 | Diseñado por anita